Garcia Frankowski está formado por Cruz García (San Juan, 1983), arquitecto, artista y escritor puertorriqueño graduado por la Universidad de Puerto Rico, y Nathalie Frankowski (Dundee, 1985), arquitecto, artista y poetisa francesa licenciada por la École Nationale Supérieure d'Architecture de Paris La Villette.

En 2008 fundan en Bruselas WAI Architecture Think Tank, un taller de inteligencia arquitectónica. Simultáneamente Garcia Frankowski comienzan, como colectivo artístico, la producción de escritos, trabajos y diseños editoriales entre los que destacan la revista What About It? (WAI Think Tank Publishers), Pure Hardcore Icons (Artifice Books, 2013), Narrative Architecture (2014) y numerosos ensayos y manifiestos en revistas críticas como MONU Magazine on Urbanism, Conditions, Volume, Pin-Up, Cruce, Horizonte, Studio y Zawia. De creciente interés internacional, el trabajo de García y Frankowski ha sido expuesto en múltiples ciudades por todo el mundo y actualmente se exhibe en el MOMA.

Con motivo del libro "Islas Formas y Texto" recien lanzado en Book-a, hemos mantenido con Garcia Frankowski  esta conversación acerca de su trabajo y motivaciones:

¿Qué significa WAI Architecture Think Tank para vosotros y cuál es su relación con el trabajo que identifican bajo Garcia Frankowski?

WAI Architecture Think Tank es una plataforma que fue concebida con la intención de contribuir a la inteligencia colectiva de la arquitectura, ya sea a través publicaciones, exposiciones, ensayos, imágenes, arquitecturas narrativas, planes urbanos, edificios y cualquier otra herramienta con potencial. WAI, cuyas siglas son acrónimos de What About It? y Workshop for Architectural Intelligentsia, es un concepto que nos permite hacer preguntas críticas a través de cada proyecto. A través de WAI podemos cuestionar el estatus quo de la disciplina. Podemos asumir los riesgos y la responsabilidad que son inherentes a la arquitectura —si esta se piensa como un ejercicio artístico, técnico, intelectual y social. Lo único constante en WAI es la actitud crítica hacia la arquitectura.

Si bien WAI nos da libertad dentro de los límites de la disciplina (limites aún por definir), hay otro tipo de producción desligada de la influencia directa de la arquitectura: el trabajo que realizamos y firmamos bajo Garcia Frankowski. Con este trabajo nos preguntamos sobre el potencial del arte en su forma pura, ya sea mediante la pintura, la creación de objetos, la poesía, o la literatura creativa. Este tipo de trabajo nos permite reflexionar sobre el rol de conceptos que van más allá de los edificios y las ciudades. A través de Garcia Frankowski buscamos hacernos otro tipo de preguntas que no podrían ser contestadas sólo a través de la arquitectura y sus múltiples vertientes. Es un diálogo con la historia del arte, con nosotros mismos y con quienes nos observan o nos leen.

¿Cómo surgió la idea de publicar las WAIzines (What About It?)?

Las WAIzines (What About It? Part 1 y Part 2) son una de las herramientas que surgen como parte de la misión de WAI de contribuir a la inteligencia colectiva de la arquitectura. Narrativas graficas en formato de revista, las WAIzines nos permiten entablar un dialogo con los lectores a los que les presentamos nuestros trabajos de investigación, provocaciones visuales y hasta entrevistas con artistas cuyos trabajos consideramos interesantes e influyentes. Las WAIzines van en contra de la idea de las editoriales periódicas comerciales. No tienen tópico específico, ni anuncios comerciales y no tienen fecha de publicación de antemano. Una vez consideramos tener suficiente material de calidad para producir una edición, lo reunimos y lo hacemos público, ya sea a través de las copias impresas numeradas o de forma gratuita a través de Internet. En cierto modo las WAIzines son una de las ventanas que nos permiten entablar un diálogo con el resto del mundo. Es por esto que existen a través de diferentes plataformas.

Queremos felicitaros por la participación en la exhibición Cut 'n' Paste, comisariada por Pedro Gadanho y que actualmente se exhibe en el MOMA. Tenéis además nuevas exposiciones a la vista, ¿podríais hablarnos de ellas?

Tenemos varias exposiciones con las que hemos estado trabajando en los últimos meses. Por un lado las WAIzines permanecen en exposición hasta octubre en el Vitra Design Museum, en Weil am Rhein, como parte de la muestra Archizines Exhibition, y que también podrá verse a partir de Septiembre en la Fundação Serra Henriques, en Lisboa. Por otro lado el trabajo de Garcia Frankowski comenzará a exponerse a finales de Agosto en el CU Space del 798 Art Zone en Pekín, con Walls, Islands, Frames, Mirrors Exhibition, y a finales de Septiembre, en la misma ciudad, en la Beijing Design Week, con Pure Hardcore Icons Manifesto Exhibition.

Cada exposición, cada ensayo publicado, cada revista, cada dibujo es un paso más en un largo camino por recorrer. La exhibición en el MoMA presenta el trabajo en una institución con gran alcance mediático, junto al trabajo de otros arquitectos o artistas de gran impacto en los medios. Sin embargo, para nosotros tienen igual importancia otras exhibiciones o publicaciones que podrían pasar casi desapercibidas. Nosotros apreciamos cada oportunidad, por pequeña o grande que parezca, para presentar nuestro trabajo, o para comenzar algún diálogo o discusión.

Hablemos sobre la colección Intelligentsia que acabáis de lanzar con nosotros en Book-a. ¿Cuál es el enfoque de la colección? ¿Cómo imagináis la materialización de este proyecto?

La colección Intelligentsia presenta una selección de nuestra producción grafica y literaria. El primer proyecto reúne una serie de obras con autonomía estética y conceptual. Cada volumen de la serie Intelligentsia responderá a las condiciones específicas de su contenido. En este caso, el primero de la serie es un manifiesto de Garcia Frankowski, así que se hará especial énfasis en obras inéditas que forman parte de nuestro repertorio más íntimo. La idea es que al final podamos generar un libro de artista, o una publicación que sirva como forma de arte. Se trata, nuevamente, de utilizar el libro como herramienta experimental, un enlace entre nuestro trabajo y el público.

Inteligenstia nace como un colectivo de artistas o intelectuales cuyo trabajo desafía el estatus quo de las disciplinas tradicionales. Intelligentsia es un ideal. Es nuestra ambición: funcionar como una intelligentsia artística e intelectual, mientras salvaguardamos los valores y el espíritu vanguardista internacional. El concepto de Intelligentsia intenta capturar nuestra intención de producir herramientas que contribuyan con valores estéticos e intelectuales que trasciendan tiempo y lugar.

Nos suscita gran interés el uso que hacéis del "manifiesto" como medio de publicación de vuestras inquietudes, ¿qué significa para vosotros este concepto recuperar este formato en un contexto contemporáneo?

El manifiesto es, quizás, una de las formas más puras y directas en las que un colectivo de artistas o pensadores puede expresar sus intenciones. Para bien o para mal, el manifiesto ha estado ligado a la historia de la política y el arte en el siglo XX. Consideramos que el manifiesto es una herramienta esencial que nos permite combatir el oscurantismo epistemológico que el discurso del arte, la literatura y la política contemporánea ha heredado de la filosofía posmoderna. El manifiesto es una manera de simplificar las ideas y de delimitar claramente los objetivos. Es por esto que gran parte de nuestros esfuerzos van dirigidos a la elaboración de manifiestos, desde el manifiesto de la forma pura en la arquitectura, Pure Hardcore Icons, hasta el manifiesto de la espuma o “foam” de WAI, o el manifiesto de la arquitectura narrativa (publicado en la edición más reciente de la revista holandesa Volume), o el manifiesto de Garcia Frankowski que trabajamos en esta colección.

 Poem of the Shapes: Garcia Frankowski from WAI Think Tank on Vimeo.

Tenéis una gran versatilidad a la hora de materializar vuestras obras, para las que utilizáis medios expresivos muy diversos: publicaciones, pintura, video, poesía, textos... ¿qué os lleva a decidir utilizar un medio particular para cada proyecto? ¿Existe alguna relación transversal entre ellos? Por ejemplo, el reciente video publicado en Volume, "Blindness", tiene muchas reminiscencias con vuestras pinturas...

Cada herramienta o método de representación tiene un potencial característico para expresar ideas o conceptos. Lo que se puede decir en palabras difícilmente se pueda pintar y viceversa. Sin embargo, esto genera una fricción entre ideas y medios que motiva nuestro trabajo. Nos interesan los poemas visuales, los textos en la pintura, las narrativas arquitectónicas, los textos que desafían los límites de nuestro pensamiento, la construcción de ideas y como estas se manifiestan a través de distintas herramientas.

Cabe la pena señalar que estas herramientas no son nuestras únicas fuentes de inspiración; pues si bien las fuentes son diversas (música, film, pintura, filosofía, literatura), son los autores y sus poderosas obras los que al final resultan esenciales para nuestro trabajo, pensamiento y posicionamiento. Es por esto que hacemos por igual referencias a Wittgenstein, Tarkovsky, Garbareck, Saramago, Sloterdijk, Orwell, Palermo, Malevich, Tati, West, Marker, Camus o Houellebecq.

Al hilo de trabajos como el Manifesto Pure Hard Icons habéis expresado el deseo de recuperar la forma como tema de discusión para la arquitectura. Observáis además que la forma es un tema tabú en el discurso teórico de la arquitectura, a pesar de la prominencia que tiene en los mass media. Pero la cultura visual contemporánea parece haber reducido la complejidad que las vanguardias de principios del siglo XX concedían a la forma, ligada a las estéticas abstractas. ¿Cómo se posiciona vuestra recuperación de la forma entre estos dos polos (seducción y reducción - complejidad y trascendencia)? ¿Cuáles son los interrogantes que os interesa movilizar con vuestro trabajo sobre la forma?

El manifiesto Pure Hardcore Icons nace como parte de un esfuerzo en desarrollar herramientas, métodos y estrategias que nos ayuden a arrojar luz sobre la condición de la arquitectura contemporánea. El proyecto es una respuesta a la dejadez teórica y a la falta de atención a temas inherentes a la producción arquitectónica. Hemos visto como a través de los años los arquitectos han decidido intercambiar la arquitectura por temas que muchas veces no yacen bajo su control. Un día nos hablan con fervor nostálgico de la ciudad, el otro día son analistas del “countryside”. Igual llenan libros de referencias de filosofías posmodernas, de diagramas insípidos llenos de flechas caricaturescas o imágenes estériles de cielos imposiblemente azules y pajaritos regocijando de alegría.

Las discusiones arquitectónicas, especialmente aquellas que dicen ser producto de “investigación” o el llamado “research architecture” no pasan muchas veces de ser interpretaciones reduccionistas que utilizan al mass media como plataforma de difusión. Esclavos del glamour, el flash de las cámaras y el brillo del papel couché, el arquitecto adopta cualquier posición pasajera con tal de estar en la cresta de la ola. En este sentido, Pure Hardcore Icons es simultáneamente un análisis exhaustivo de un tema tabú y a su vez una provocación dirigida a una disciplina que ha optado por no asumir sus responsabilidades intelectuales. Porque, ¿cómo puede ser posible que se le niegue protagonismo a la forma cuando resulta tan obvio que la forma ha sido, sino la clave, una de las estrategias que han hecho de la arquitectura lo que es hoy día? No pretendemos hacer la forma el último ideal arquitectónico. Tampoco nos creemos formalistas. Se trata de ser honesto con la disciplina y de ofrecer herramientas que contribuyan a su inteligencia colectiva.

Study No.2 Islands. 160cm x 120cm 63" x 47 1/4". Óleo sobre Canvas, 2012.

Esto explica uno de nuestros intereses en la forma en la arquitectura, por lo menos en su formulación intelectual o teórica. En cuanto al trabajo no arquitectónico que realizamos existe otro interés por la forma como esencia pura y por lo que esta representa tanto como significante como en sus propiedades estéticas, históricas y culturales. Creemos que las formas geométricas tienen, en su función simbólica, el potencial de comunicar ideas, ya sean estas arquetípicas —en el sentido dado por Carl Jung en su trabajo sobre el subconsciente colectivo— o adquiridas dentro de un marco socio cultural. De hecho, este interés que tenemos en las formas geométricas es compartido por el lenguaje y el uso de las palabras como elementos codificadores.

Existe una tensión que queremos explorar entre ideas preconcebidas de la forma y el texto y como estas se pueden utilizar para retar conceptos preestablecidos. En esto juega un papel protagónico uno de los ensayos que trabajamos para la publicación en el que exploramos la idea del lenguaje como mediador determinante de las ideas, estudiando el concepto "newspeak" presentado por George Orwell en su novela 1984 (1949) y el trabajo sobre el lenguaje explorado por Ludwig Wittgenstein en el Tractatus Logico Philosophicus (1922). En resumen, cada proyecto —ya sea arquitectónico a través de WAI o artístico a través de Garcia Frankowski— nos da una nueva oportunidad de entender conceptos como la forma, el lenguaje, el simbolismo desde diversas ópticas y a través de diferentes medios (texto, pintura, collage, medios mixtos).

En vuestros trabajos de pintura reverberan movimientos artísticos "renovadores" de comienzos del siglo XX, en especial el Constructivismo. Vuestros Prouns en particular parecen un homenaje a El Lissitzky. Por otro lado, en vuestro Manifiesto por una Arquitectura Narrativa defendéis una actitud crítica hacia la ideología y sus ambiciones…

Cabe la pena señalar que es precisamente a El Lissitzky a quien los Projects for the Affirmation of the New parecen estar hablando, porque consideramos que fue él quien consiguió trascender el impasse propagandístico de los Constructivistas e incorporó la actitud trascendental de los Suprematistas.

No nos interesan los eslóganes políticos y mucho menos la simplificación del arte utilitaria. Nos interesa la actitud adoptada por aquellos que supieron alejarse de la fanfarria política tan característica de los grandes movimientos políticos en el siglo XX. Esto no significa que no asumamos una posición política, sino que el arte no se reduce a esta temática. También debemos afirmar que nuestra propuesta arquitectónica está guiada por un concepto que no se aplica necesariamente a nuestro trabajo puramente artístico. Puede parecer difícil de discernir, aún para nosotros mismos, pero son dos actividades cuya relación está aún por descubrirse.

Los proyectos que hemos hecho en pintura, aun pudiendo reverberar de una manera u otra en nuestros proyectos arquitectónicos, no son arquitectura, y pueden no tener algún mensaje arquitectónico detrás. Son islas que flotan en lienzos, proyectos que surgen como experimentos plásticos y cuestionamientos críticos de otras esferas conceptuales. Estos proyectos surgen de conceptos distintos a los que exploramos en nuestros trabajos arquitectónicos. No utilizamos la pintura para justificar la arquitectura o viceversa. Son medios de acción diferentes.

Sin embargo vuestro propio proyecto, como escenificación de una condición generalizada —el impasse de la crítica y la teoría— es, en vuestras propias palabras, “ostensiblemente heroico”. Esta ambición o heroicidad ¿es una elección o una componente inducida, necesaria para el ejercicio de establecer una relación crítica con la ideología?¿Puede ser el humor, la ironía y el sarcasmo —a los que concedéis un papel importante en vuestro Manifiesto por una Arquitectura Narrativa— funcionar como antídoto o corto-circuito?

El Manifiesto por una Arquitectura Narrativa hace énfasis en la responsabilidad que tenemos de desenmascarar la ideología en la arquitectura. La Arquitectura Narrativa es una herramienta quínica. Usamos este concepto teniendo en referencia el trabajo de Peter Sloterdijk en su Crítica de la Razón Cínica (1983) para explicar la diferencia entre el cinismo ideológico (esa actitud que parece decirnos “saben lo que están haciendo pero lo hacen de todas maneras”) y el quinismo que pretende desenmascarar la ideología aludiendo a las características subversivas del humor y la sátira para revelar sus absurdos planteamientos. LaArquitectura Narrativa es un elemento que ha sido inutilizado por el discurso arquitectónico, en mayor parte porque no ha sido entendido en su pleno potencial.

En numerosas ocasiones, los proyectos de arquitectura narrativa del siglo XX han sido vistos como "utopías naif", cuando en realidad son ataques específicos al discurso de la disciplina. El manifiesto afirma el rol de la arquitectura narrativa de arrojar luz sobre las mentiras, las medias verdades y las cortinas de humo que aquejan a la arquitectura, en sus distintas esferas: desde la academia, a la práctica y la teoría. La Arquitectura Narrativa no es un antídoto sino el diagnóstico de una condición. Cuando afirmamos que “la arquitectura narrativa no derriba las pancartas y consignas del discurso arquitectónico, sino que las lee en voz alta contra el viento ideológico con el fin de revelar su absurdidad”, queremos decir que, una vez identificada esa condición, la del cinismo ideológico, podremos hacer algo con ella. En resumen, la Arquitectura Narrativa es solo un comienzo.

The Exhibition "Main Hall". 140cm x 100cm 55" x 39". Óleo y Collage sobre Canvas, 2012.

Una de vuestras herramientas más recurrentes es el "collage": la hibridación, el ensamblaje y el cruce de referencias, conceptos, imaginarios culturales, medios expresivos... Sin embargo defendéis la autonomía de la teoría de la arquitectura. ¿No pensáis que existe un cierto conflicto o tensión entre herramientas y posicionamiento? Quiero decir —desde su genealogía cultural— el collage y la remezcla son herramientas o técnicas que conllevan la apertura y/o la fuga, mientras que la autonomía, se presenta como vehículo de auto-afirmación…

El hecho de que defendamos la autonomía de la teoría de la arquitectura no implica una limitación de sus métodos y estrategias de representación, sino todo lo contrario. Incluso defendemos la variedad de herramientas a la hora de presentar posiciones críticas dentro de la disciplina. El collage, en su naturaleza híbrida, puede generar imágenes que cuestionen las ideas preconcebidas de la arquitectura como ya demostró en el rol que jugó en las propuestas de Arquitectura Narrativa en el siglo XX. Aquellas imágenes tan seductoras de monumentos continuos y de ciudades contenidas entre paredes estremecieron las fundaciones de la teoría de la arquitectura precisamente por la capacidad narrativa del collage, especialmente cuando éste se utiliza como arma crítica.

La teoría de la arquitectura solo puede volverse autónoma cuando se ha entendido el marco cultural, social e intelectual en el que se formula. Es solo a través de un esfuerzo por reunir inteligencia y mediante diversos medios de acción, que la arquitectura puede consolidarse como una disciplina capaz de regenerarse y mantenerse vigente por medio de la autocrítica. Asimismo, debemos recordar que el collage es, como el texto, sólo una herramienta que adquiere o pierde validez dependiendo de su contenido.

Finalmente, nos gutaría saber qué ha supuesto para vosotros la experiencia de vivir y trabajar desde un país en profunda transformación y con una cultura tan singular como es China? Nos intriga el modo en que afecta vuestro trabajo la ciudad en la que residís, Pekín.

Aunque suene a cliché, sentimos que tanto nosotros como nuestro trabajo es parte de nuestra experiencia en el mundo. En ese sentido, tiene tanto efecto sobre lo que hacemos el hecho de que vivamos en Beijing desde el 2009, como nuestra relación con Roanne, París, San Juan, Bruselas, Ámsterdam, Dundee, o cualquier ciudad que se vuelve parte de nuestro “mapa psicogeográfico”. Sentimos que nuestro trabajo puede pertenecer a cualquier lugar y que puede ser entendido por cualquier persona interesada. Muy pocas veces nuestros temas versan sobre algún lugar en particular. Por supuesto, la experiencia de vivir en Pekín estos años críticos de nuestra juventud es muy importante, pero no diríamos que nuestro trabajo se define por esto. 

Sevilla / Pekín. Agosto 2013.

Os invitamos a visitar la galería virtual Intelligentsia de García Frankowski. 

Más sobre la edición limitada del libro de artista "Islas, Formas y Texto" aquí.